Entradas

Aprender a independizarse

Imagen
Al igual que cuando somos niños, deseamos fervientemente hacernos mayores, cuando somos adolescentes, la mayoría, por no decir todos deseamos terriblemente cumplir los 18, no solo para poder emborracharnos legalmente, poder salir con chicos mayores o poder ser juzgados por la ley, sino para independizarnos, irnos de casa y dejar de escuchar a esos padres pesados que están todo el día encima nuestra. ¿Por qué deseamos tanto irnos de casa? Simplemente, al igual que cualquier ser humano ansiamos la libertad, y viviendo bajo el techo de nuestros padres, la libertad está censurada en mayor o menor cantidad según los padres que tengáis, bajo el lema de : mientras vivas bajo mi techo, acatarás las normas de mi casa. Pues bien, aquí tenéis a una persona que se acaba de independizar. Sí, este verano he trabajado por primera vez en mi vida como dependienta, y he ganado un sueldo aceptable para pagarme el móvil que quiero y los caprichos que los padres no nos permiten adquirir.  Pues bien, al e…

Mensaje en una botella

Imagen
En el aire cuelgan las palabras que atascadas a  través de mi garganta no se atreven a salir, no se atreven a salir porque mueren de vergüenza, pero tranquilo, mis dedos teclean todo lo que quise decirte. Siempre pensé en todo lo que te diría al despedirme, pero al final no pudo ser; al final como todos los amores cobardes, he huido sin despedirme, dando por sentado tantos sentimientos que ni siquiera te imaginas. A veces de una persona sólo quedan los recuerdos, pero qué recuerdos si ellos mismos te hacen sonreír, bailar como una loca, carcajearte de felicidad... Y es que no puedo evitar recordarte cada vez que oigo una chica suspirar, cada vez que veo dos personas mirarse a los ojos con amor sincero, dos que se ríen juntos, porque maldita sea, siempre recuerdo a la Kaouthar que a tu lado se sentía capaz de comerse el mundo, cuando a penas podía viajar a través de miles de historias. Y es que sigo dudando en si debería enviarte un mensaje o si como hasta ahora debería seguir sentada…

CÓMO TENER PERSONALIDAD

Imagen
Recuerdo que uno de mis problemas en la adolescencia fue la búsqueda de mi propia personalidad, pasé cuatro años buscando como una estúpida una personalidad para mí, pues miraba a las compañeras del curso y me gustaba el hecho de que algunas parecían tener su propio estilo, y en verdad lo tenían. Yo en cambio me miraba en el espejo y no me gustaba mi cuerpo, ni mi cara, ni mi pelo, y llegó un momento en el cual no me gustaba ni siquiera mi voz.       Buscaba en google estilos de ropa y me analizaba a mí misma para saber cuál era mi propia personalidad. Cómo era yo en realidad; la chica empollona, gafotas y el estilo hipster parecían ser lo que más iba conmigo, pero por otra parte, también tenía una Kaouthar rebelde, rockera, atrevida. En fin, dentro de mí habitaban mil maneras de vestir, mil estilos que luego desaparecían completamente para ser sustituidos por la ropa que usaban todas las del curso, vamos que me iba de compras al zara, al stradivarius... Es decir, que después de…

Frases

Imagen

Adiós

Imagen
He dejado sobre el asiento del andén un billete de vuelta, el de ida es el único que mantengo junto a mi, porque se que ya no volveré. Los pájaros no vuelven al nido, aprenden a volar o mueren en el intento, por eso es que ahora esperando el tren a Madrid, con mi corazón en un puño evito mirar atrás, allí a lo lejos donde quedan las personas a las que más amo. No volveré, lo sé y lo siento, pero he de aprender a vivir sola y a mantenerme a mi misma. A curarme de la fiebre, a delirar sola y a llenar este vacío tan grande que me dejáis en el pecho, a prescindir de tu sonrisa y de tu risa mi amor, a despertarme sin tus abrazos y a sonreír sin que tú seas el motivo. Tengo que aprender a divertirme sin ti, a romperme en mil pedazos y recogerlos sin tu ayuda, a perderme por las calles sin tu compañía, a llorar en la oscuridad y gritar palabras insulsas al vacío, a coserme las heridas sin anestesia y superar mis inseguridades sin tu fuerza, a aprender de la vida sin que tú seas mi maestra, …

QUIÉREME

Imagen
No quiero q me quieras como tu crees que yo deseo ser querida Yo quiero que me quieras sin miedo, sin dudar de si deberías hacer o decir esto o lo otro Quiero que me quieras a tu modo de querer las cosas Que me veas con tus ojos y no con unas gafas de color rosa Que la sociedad machista en la que vivimos no forme parte de nuestras vidas Que una vez sentados a la mesa no seas tú quien decida sino los dos Que no tengas que pagarme todo lo que quiera comprar Que seamos dos aves volando en libertad Que lo que pase entre nosotros sea destino o casualidad Pero que no debamos en ningún momento dudar  Ni si debo hacer esto ni decirte lo guapo que estás Que no llevemos guión sino ganas de juntos estar Que seamos tú y yo Solos, a solas y sin nadie más.

Mirando atrás

Imagen
Querida amiga
te escribo para decirte que he vuelto a caer. Esto es una carta que no te voy a enviar nunca, porque me da vergüenza lo que escribo. Sabes, estoy mal, muy triste. Siento que soy la pieza equivocada del puzzle. Cuando estoy en clase siento que podría esfumarme sin dejar rastro, recorro los pasillos en silencio y con la mirada gacha evitando así los ojos de los que me rodean. Tengo miedo de que llegue mañana, esforzarme en reírle las gracias a cualquiera y parecer simpática, sonreír aunque por dentro llore y reír cuando sólo deseo llorar. 
Luego en clase nadar hacia mi cerebro, pensar en cosas alegres o intentarlo, huyendo así de la realidad, refugiándome en los más oscuros deseos de suicidio. Ojalá pudiera terminar con mi vida pero soy demasiado cobarde para cortarme las venas, tomar pastillas o saltar al vacío. Simplemente no tengo el valor de hacerlo. Odio lo que soy, y odio ser tan paranoica, vuelvo a sentirme mal, a importarme lo que los demás opinen de mí, y a pensa…